Reseñas breves #5

Como siempre, como cada tanto, vuelven las reseñas breves de nuestros libreros fugaces. Hoy Freud y una re-lectura acorde a los tiempos que corren:

No sé si sabemos qué es la historia de la cultura, ni si tiene algún fin. Tal vez lo primero y más importante sea reconocernos como los protagonistas de ella, y hacernos así responsables de nuestra historia, o de nuestras historias. Indudablemente, uno de los pensadores que más la ha investigado, es Sigmund Freud. Hay quienes lo han acusado de individualista. Curiosamente, su teoría es una teoría de la cultura, que es el rasgo que une a los seres humanos de todas las geografías y de todas las épocas. Freud se basó en el individuo, porque en cada individuo está la historia de la cultura.

Hoy reseñamos las conferencias introductorias que Freud decidió publicar en 1915. Estas conferencias tienen la virtud de ser la recapitulación madura de una teoría que ya había encontrado su forma, aunque Freud, uno de los pocos pensadores que pusiera a prueba sus ideas hasta sus últimos días, la retocara y reformulara después.

Es cierto que, a pesar de tener seguidores fervorosos y detractores acérrimos, sus conceptos han transformado la manera de pensar al ser humano, e incluso esos conceptos configuran nuestro lenguaje más cotidiano. Borges dijo que los clásicos son libros que en todos los tiempos tienen algo para decir. Lo mismo podría aplicarse a la obra de Freud.  

El aspecto escandaloso de su teoría fue desde el comienzo la tesis de que la sexualidad es constitutiva del ser humano, y que por lo tanto el ser humano es sexualidad desde que principio. Peor aun fue que dijera que esa sexualidad, en sus comienzos, está desprovista de toda represión. Lo que significa que, originariamente, los deseos de los seres humanos no conocen condenas y se viven felizmente. La inocencia originaria no es la ausencia de deseo, sino el deseo sin culpa. Hoy, que las sexualidades que están por fuera de la cultura heteronormativa desmienten los argumentos de esa cultura, esta tesis cobra más vigencia que nunca. Todas esas sexualidades son las formas de vivir el amor que todo ser humano originariamente tiene. Lo que significa que son todas formas legítimas de amar.

El ser humano es cultura. El argumento acerca del carácter natural de la heterosexualidad es, paradójicamente, uno de sus inventos. Todo es cultura, pero si hay algo que puede reclamarse como parte de nuestra naturaleza es este hecho que Freud ubica en el corazón de su pensamiento: la sexualidad en el ser humano es, natural y originariamente, diversa. La represión es posterior, y la reduce a la norma heterosexual. Estamos en tiempos en que esa norma ha sido puesta en jaque, y sus argumentos ya no tienen consistencia. Esto se debe a que no hay represión suficiente para las formas de amor con que vivimos el mundo. Además, ahora sabemos que esas represiones no tienen sentido.  

Ahora bien, Freud, al descubrir ese hecho constitutivo del ser humano, y al descubrir que el ser humano sabe poco o nada de sí mismo, elabora, a lo largo de días, años y décadas una visión integral del universo anímico y de la cultura: los sueños, los chistes, los actos fallidos, los síntomas, los deseos y las represiones, la memoria y los recuerdos y el olvido, el espectro entero de las pasiones, desde el más tierno amor hasta el sadismo, pasando por la vergüenza, el asco, el odio, la nostalgia, el rencor, el miedo, el pánico;  el carácter de los pensamientos cotidianos y el de las ideas más sublimes y logradas de la cultura, la diversidad de las formas de la sexualidad y de las elecciones amorosas, el lenguaje y la facultad simbólica, la locura (de la que nadie está exento), la idea de dios y el fervor religioso, el arte, el sentimiento de poder y el sentimiento de la debilidad;  todo es minuciosamente articulado en esa visión.

Estas conferencias de divulgación tienen la virtud de la madurez, habíamos dicho; pero su mayor virtud es que fueron dictadas por el mismo Freud, que siempre se destacó por la lucidez de su prosa y de sus exposiciones. Freud es uno de los testimonios que tenemos de que la profundidad y la complejidad de un pensamiento no son incompatibles con la sencillez y la claridad. He aquí, pues, estas conferencias sencillas y claras de introducción al psicoanálisis.     

WhatsApp Image 2018-05-28 at 17.46.33.jpeg

Conferencias de introducción al psicoanálisis; Sigmund Freud; editorial Amorrortu; $ 350.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s