Observaciones sobre fantasmas y presencias

Hace ocho años sigo la huella de Sike, de su obra y lo que produce. La provocación inquietante que desatan sus ilustraciones parece encarnarse una y otra vez en un espasmo que es, sincrónicamente, siniestro y bello. De allí que un asombro silencioso, desplegado como una red atávica sobre el habla, entorpezca hace años una imagen relatada de lo que veo como una recurrencia en su obra. Las ilustraciones de Sike invocan -incluso con una mueca sarcástica- algo de aquello que somos en el inconsciente y que acecha para darnos de frente y sin piedad. Pero el reto –al cual me siento llamada desde que conocí su trabajo- ha sido sondear esa trama que emerge como una onda subterránea, constante, insistente, estruendosa en cada uno de sus dibujos.
Las imágenes oscilan en las antinomias de lo real y lo figurado, del caos y su revés obsesivo: el detalle, la prolijidad de lo finito y lo inmenso circunscrito a un recuadro como un punto de fuga. La violencia estalla en las ilustraciones para transgredirse a sí misma, volviéndose, en algunos casos, bella, contemplativa; y en otros, lisa y llana ironía. Ese encuentro antinómico entre la risa, la violencia y lo bello alcanza un equilibrio extraño, incluso frágil, pero nunca incierto. Es la extrañeza de lo cotidiano figurada, la sutil irrupción de lo irreal en lo real que destraba el inconsciente como materia de una apabullante fuerza creadora.
A lo anterior secunda otra evidencia: una mirada –que no es otra que la de Sike- que observa con una simultaneidad caleidoscópica todos los planos de la escena. No es la mirada del panóptico, la mirada que permanece día y noche para vigilar la norma, sino la que emerge sin restricciones desde el sujeto como una voluntad genuina y transformadora. Esa mirada, onírica y consciente, es la que concilia o reconcilia en un placer estético la ficción de una batalla por el sentido de las imágenes.

DG (1).png

De todas formas, es una conciliación inquietante, crítica, que remueve la mesura de una vida cotidiana controlada por el espacio y los valores de la vida contemporánea. Las lenguas atadas, el incendio urbano, el ahogo en el fetichismo, el desastre inconmensurable de lo social que no da tregua, son escenas que, en su mayoría, encuentran su centro vélico, su equilibrio, en la armonía libidinosa del placer o en la quietud de una mirada apacible… entonces, aparece el retrato, en tanto esbozo del recuerdo, de una memoria irrenunciable hacia lo querido y lo deseado. 
En las ilustraciones la realidad golpea subvertida en tragedia o comedia; pero, esencialmente, como potencial creador: el derrotero de lo nuevo, lo inesperado, la expresión plena de un deseo que se traza –por qué no, brechtianamente- hacia un horizonte abierto que si bien desconocemos su límite, al menos podemos esbozarlo. Es una pulsión creadora que no esconde su rostro a lo siniestro, sino lo encara y desde allí nos interpela.*

 * Texto de María José Yaksic.

Piel.png

En La Libre estamos muy contentos de compartir la pista de baile, y bailar a Doble Filo con Sike en esta danza de “incendios urbanos”, de “fantasmas” y realidades. Esta muestra, que inaugura el sábado 5 de noviembre a las 19 hs, reúne material reciente de El Sike en el ámbito de la pintura y la ilustración, así como algunos trabajos anteriores que incluyen originales y parte de su repertorio digital. En esta ocasión habrá una intervención en la pared diseñada especial para la muestra, acompañaran la velada Sike Radio Fantom, que musicalizará la noche y  Pato Suárez, que compartirá algunas de sus canciones. También habrá publicaciones de la editorial Flecha Ignea y posters del autor. La muestra finaliza el 19 de noviembre con una feria de ilustraciones, fanzines y ediciones de artistas. 

// Doble filo \\

Una máscara que oculta
sólo la superficie;

un símbolo meditativo
robado por linchadores;

símbolos con el peso
de un martillo;

un dedo acusador
que se quiebra hacia adentro;

una mano que posa
un velo de inocencia
y sumisión, incubando
la bomba que la arrancará;

los fantasmas
suelen ser una farsa
bien reveladora;

un lenguaje que satura de sí
pero funda todo mapa;

cuando escucharse
es un poco taparse los oídos;

la calma,
en el arrastre del río;

avance y retirada,
el salto hacia a la incertidumbre
y el momento en el aire,

palabras malinterpretadas,
interpretaciones varias;
manos y ojos
aquí y ahora,

Doble filo;
tal vez
no era necesario escribir.*

*El Sike ( F.C. ) nace en Bs As en 1985. Egresado como Licenciado en Artesanías Aplicadas, en la ET N°6 Fernando Fader, asiste al IUNA dentro de la Licenciatura en artes plásticas con orientación en Digitalización de Imagen y un corto tiempo a la carrera de Realización de Dibujos Animados en Image Campus. Cursa estudios en Taller de Artes Visuales (taller de Hermenegildo Sábat) entre 1995 y 1998, para luego pasar a la EAH (Escuela Argentina de Historieta) entre el año 1999 y 2000, donde cursa clases de dibujo con Juan Zanotto y Enrique Alcatena
Desde el año 2005 colabora con diferentes publicaciones y editoriales como ilustrador editorial, entre las que se cuentan: Le Monde Diplomatique (ARG), Rolling Stone (ARG), Revista Fierro, Revista Barcelona, Milena Caserola, Valor F.O.B, Revista Mínima y Revista Terminal-C.

https://www.facebook.com/events/1791438791113009/

Desert (1).png

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s