Hatha Yoga en La Libre

En abril comienzan las clases de Hatha Yoga  en La Libre, los martes a las 19 hs y los jueves a las 17 hs. Las clases serán coordinadas por la instructora de yoga Emilia Montoya. El costo mensual es de $300, si venís una vez a la semana $200 al mes y 1 vez por semana  50 pesos la clase individual. Para mas información escribinos a lalibrearteylibros@gmail.com. Acá te dejamos el programa anual.

“En sentido literal Yoga significa “unión” del pensamiento con las emociones, las sensaciones y el cuerpo físico. De la personalidad con el Ser interior y de la individualidad con el Todo en el Aquí y Ahora del eterno Presente.”                    Yoga Sutra de Patanjali

“ Igual que la puerta se abre con la llave, el yogui debe abrir la puerta de la liberación mediante el haṭhayoga y el poder de kuṇḍalinī.”                  Hatha Yoga Pradispika

El Hatha Yoga (parte del Raja Yoga) es una práctica holística pues abarca no sólo los aspectos físicos de la práctica yóguica (como asanas o posturas y mudras), sino también la respiración, la meditación y la purificación espiritual. Es un método que trabaja en el cuerpo físico para facilitar la meditación, los estados más elevados de nuestra conciencia, y que involucra el despertar de la energía vital (prana) en el cuerpo.

En el taller de Hatha Yoga entonces estudiaremos:

Asana

“En primer lugar se exponen las āsanas, pues constituyen el primer paso del haṭhayoga. Las āsanas se practican para lograr una postura estable, salud y flexibilidad.” De Hatha yoga Pradipika

Asana es “toda posición firme y agradable” según el Yoga Sutra (cap. 2, 46). Existe miles de formas físicas o asanas, hay quienes sostienes que son 84.000, de los cuales 840 son las importantes y solo 84, fundamentales. En fin asana, es la técnica corporal de formas o posturas del Yoga.

Algunos asanas son: Adho mukha Svanasana, Bujhangasana, Tadasana, Utkatasana, Utthita Hasta Padangusthasana, Halasana, Paschimottanasana, Shavasana, Shirshasana, Samastithihi, los Trikonasana, los Parsvakonasanas, los Virabhadrasana (guerrero), Dandasana, Padmasana, Navasana, Janu Sirshasana, Purvottanasana, Balasana; sus nombres, en sanscrito.

Estas posiciones o formas físicas están diseñadas para incrementan la flexibilidad y la fortaleza del cuerpo integralmente, en su técnica correcta la mente se encuentra en estado de concentración, y se puede prestar atención a el viaje que hace la energía- fuerza por el interior del cuerpo, a través de las cadenas musculares utilizándose la eutonía (tono muscular adecuado, ni hipertónico ni hipotónico); asi, y siempre acompañado de la respiración adecuada, los Asanas prepararán al cuerpo (lo limpiaran de toxinas y lo volverán agil y poderoso) para que la mente se encuentre tranquila y pueda disponerse a los desafíos de la concentración y meditación.

“Oh yógi, no practiques Asana sin Vinyasa” se lee en el Yoga Korunta.

Y Vinyasa es sincronizar la respiración (pranayama) con el movimiento, logrando un fluir de una postura a la otra, como una meditación en movimiento y siempre acompasando la respiración. El Vinyasa vuelve a las practicas de asana mas dinámicas y energéticas.

Pranayama.

“ Mientras la respiración (prāṇa) sea irregular, la mente permanecerá inestable; cuando la respiración se calme la mente permanecerá inmóvil y el yogui logrará estabilidad. Por consiguiente, se ha de controlar la respiración (con la práctica del prāṇāyāma).”

“ Hay vida mientras haya respiración (prāṇa). Si la respiración (prāṇa) cesa, el cuerpo muere. Por consiguiente, hay que practicar prāṇāyāma. “

“Todas las técnicas de prāṇāyāma han de realizarse con la mente concentrada; el sabio no debe permitir que su mente ande vagando (mientras practica los ejercicios).”

Hatha Yoga Pradispika

Prana significa bioenergía, ayáma: expansión, anchura, intensidad, elevación. Pranayama designa los ejercicios, casi siempre respiratorios, que conducen a la intensificación o expansión del prana en el organismo a través de los nadis (canales de energía sutil que se encuentra en el cuerpo).

Estudiaremos  Nadi Shodhan Pranayama, que es una respiración de fosas alternadas (ida y pingala se llaman las fosas derecha e izquierda); Pranayama Kapalabhati que es energizante y purificadora (Kriya), limpia las vías respiratorias y estimula el metabolismo; el pranayama Siktari o silvado, Tamas paranayama, respiración imperceptible; Rajas pranayama, respiración dinamica; Manasika pranayama, respiración completa con mentalizacion: entre otras.

En estos ejercicios: inspiración (púraka), retención con aire (kumbhaka), exhalación (rechaka) y retención sin aire (shúnyaka) se practicaran con diferentes ritmos o matras.

También se estudiaran los angas mantra, mudra, bandhas, puya, yoganidra y samyama; aunque podremos mucho énfasis en los angas asana y pranayama, estudiaremos cada dia ejercicios que nos acerquen a comprender y experimentar los angas recién mencionados y que explicare a continuación.

Mantra

Se puede traducir como vocalización. Se compone de  man: pensar y tra: instrumento y se utiliza para alcanzar la “suspensión de la inestabilidad de la conciencia”, denominada intuición lineal o meditación.

Mantra puede ser cualquier sonido, silaba, palabra, frase o texto que tenga un poder especifico. En Yoga el idioma usado es sánscrito, su lengua madre.

Es la practica básica de ády ashtanga sadhasana, el mantra se utiliza para desesclerosar, mediante la vibración de los ultrasonidos, las nadis, que son los meridianos por donde el prana circula en nuestro cuerpo físico energético.

El mantra ÓM (símbolo universal del Yoga) es, según la mitología de la India, el sonido primigenio, la vibración primera con la que se creó la tierra, este mantra es la matris de los demás mantras (mátriká mantra o sonido matris).

El ÓM es el más poderoso de los mantras y al pronunciarlo el maestro y sus discípulos podrán llegar a percibir que su vibración alcanzara toda la sala y a cada molécula de su cuerpo.

Mudrá es el lenguaje gestual. Significa gesto, clave o seña. Su raíz mud significa alegrarse o gustar el Yoga mudrá significa gesto hecho con las manos, son gestos reflexológicos (actúan por asociación neurológica) porque desencadenan una sucesión de estados de conciencia y aun de estados fisiológicos asociados a los primeros.

De las manos y dedos parten ases de energía fotografiables (desde que Kirlian creo la cámara que podía mostrar el electromagnetismo de las cosas, como animales, personas y vegetales, se puede ver como emanan ases de luz mas débiles o mas fuertes, de cosas vivas o que estuvieron vivas hasta hace poco).

En fin, en este curso de Yoga aprenderemos:

Shiva Mudrá, Jnána Mudrá, Atmam Mudrá, Pronam mudra, Trimurti Mudrá; entre otros; aplicándose estos para acompañar ejercicios de meditación, respiratorios, mantra y ásana.

Los Bandhas son contracciones y compresiones de plexos y glándulas. Muchos pranayamas y asanas utilizan bandhas como factores de potencializacion. Los principales bandhas son:

Múla Bandha: fuerte contracción de los esfínteres del ano y de la uretra; es también una técnica tántrica para incrementar e placer sexual.

Uddiyana bandha: retracción del abdomen (hacia adentro y hacia arriba) hasta que el contorno de las vertebras se dibuje en la piel.

Jalándhara bandha: contracción y distensión alternada de la tiroides; para la ejecución de Kumbhaka y contribute al control de peso.

Jihva bandha: compresión de la lengua contra la zona blanda del paladar, para el estimulo de la pineal.

El Puya por su parte es la retribución energética, una ofrenda energética que se hace a: la sala donde se practica Yoga, a las personas que asisten a la clase, al instructor, a los maestros antiguos del Yoga, a Shiva, creador del Yoga.

Es un instante previo a iniciar asana, y luego de los primeros pranayamas del inicio de clase, donde se dedica un ejercicio de visualización para energizar la practica que vendrá y a todos los que están en la sala. Lo que se visualiza es, por ejemplo, una redoma luminosa anaranjada brillante (color de la energía) que parte de nuestro tercer, de nuestras manos y pecho y que se expande hasta cubrir a toda la sala, o hacia los demás. Esta energía que uno da, regresa a uno según la ley que afirma que “uno recibe lo que dá”.

El puya es breve pero muy efectivo para energizar la practica, es una disposición mental. Como ya sabemos el Yoga parece una practica física pero es sumamente mental. La mente domina la materia, y el cuerpo es nuestra primer materia para experimentar esta premisa. El experimento cobra hermoso sentido cuando disponemos a nuestra mente-cuerpo (en unión, en Yoga) a sentir, pensar y practicar la salud, la alegría, la tranquilidad, la energía y el amor.

El Yogánidrá es la relajación que ayuda al yogin en la asimilación y manifestación de los efector producidos por todos los angas. Sumado a los efectos de la descontracción muscular y nerviosa.

Mucha gente asocia al Yoga con conceptos como paz y tranquilidad; pero en las escrituras antiguas, el Yoga siempre estuvo ligado a ideas de fuerza poder y energía. Si bien el Hatha Yoga es sumamente intenso en la practica de asana con vinyasa, de pranayama y los demás angas, este anga, Yogánidrá si esta dedicado a la completa relajación del cuerpo, con el fin de poder trabajar con la mente del yogin.

El Yoganidra se practica luego del esfuerzo de los asanas, en el final de la clase, en una posición muy comoda como shavasana (acostado, boca arriba), se utiliza una respiración profunda y suave para relajar el sistema nervioso, se usa el sonido, iluminación y perfume mas indicado para llevar a la persona a la relajación total del cuerpo, manteniendo su mente a la escucha de indicaciones del instructor, que lo guiará hacia estados de hiperlucides, donde pueda establecer contacto y dialogo con su organismo y células, reprogramarse emocionalmente y disponiéndose a la salud plena, al bienestar, la dicha, el amor; es decir, hacia estados elevados de nuestra conciencia que se puedan extender más allá de esa meditación y hacia la vida cotidiana.

A travez de la practica yogica se logrará respirar mejor, concentrarse mejor, administrar el estress, trabajar el cuerpo en fuerza y elongación, mejorar la postura, beneficiar órganos internos, sistema glandular, en fin, se recibe un vigoroso incremento dela salud generalizada. Con la adquisición de tanta energía, los efectos pronto extrapolarán el plano denso y comenzaran a actuar en el sector mas sutil, como el desarrollo de los chakras (centros energéticos), el despertar de la kundalini´(poder de la libido y la creatividad), lo que nos mostrara nuestra fuerza y poder; pero la meta del Yoga es el samádhi, el estado de hiperconciencia que se puede lograr gracias al poder de la concentración y meditación, o samyama.

———————-

Te esperamos los martes a las 19 hs y los jueves a las 17 hs para que experimentes!

Bolívar 646, San Telmo, CABA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s