Dándole bombo a Latinoamérica

Bueno, un argentino sería algo así como el hijo de un gallego y una italiana al que le encantaría ser francés. La consecuencia cultural de esta ensalada es que nos pasamos la vida tratando de ver qué pasa y qué deja de pasar en el viejo continente. Al punto tal que no es extraño que nuestros intelectuales vernáculos se cubran de prestigio por ser los introductores, traductores o glosadores de tal o cual pensador francés. La contrapartida de prestarles tanta atención a los europeos es el desconocimiento profundo que tenemos de lo que se produce en fronteras más cercanas y culturas más parecidas a la nuestra. El ejemplo más obsceno que se puede encontrar de esta ignorancia es lo que ocurrió con el libro de relatos Sagarana de Guimaraes Rosa, una obra maestra de la literatura universal editada en Brasil en la década del cuarenta, y reeditada allí unas sesenta veces, y que tuvo su primera edición en Argentina recién en el año 2007, gracias a la editorial Adriana Hidalgo. Sin negar el valor de la cultura europea, vale la pena preguntarse cuántos escritores de segunda, tercera o cuarta fueron traducidos del francés, inglés y alemán durante los últimos cincuenta años sin que un libro indispensable y hermano como Sagarana conociera la tinta de nuestras imprentas. Por todos estos motivos la junta de accionistas de La Libre Arte y Libros decidió que en las oficinas de Buenos Aires, ubicadas en Bolívar 646, empezáramos a darle más bombo a la literatura, arte, pensamiento y bohemia de América Latina. Para empezar, entonces, a cumplir con la directiva, estrenamos hoy en el entrepiso una mesota de libros hermanos. Allí podrán encontrar un surtido de escritores y escritoras chilenas con títulos de editoriales independientes como la excelente La Calabaza del Diablo hasta sellos como Alfaguara y Mondadori. Además de eso están los hermosos libros de la editorial Gente Común de Bolivia, con novelas como Periférica Blvd. y Cuando Sara Chura Despierte y mucho de lo mejor que se está escribiendo por allá arriba. Y la cosa se completa, por ahora, con varias editoriales uruguayas como Nordan y el Grupo Editor Irrupciones con literatura y mucho ensayo político e histórico charrúa. La idea es que la mesa vaya rebalsando hasta convertirse en otras formas de conocer qué se está escribiendo, qué se está pensando y qué se está tramando ahí nomás, del otro lado de esa inmensa ficción llamada frontera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s